Tratamiento de Orza

   La orza es un elemento estructural de un velero utilizada para evitar la deriva producida por el viento. Las orzas están fabricadas con elementos metálicos: hierro, acero, etc. Por lo que se ven afectadas por la electrolisis (véase cambiar ánodos de zinc).

   Estos elementos estructurales deben protegerse de manera adecuada para ralentizar lo máximo posible el proceso de deterioro por electrolisis. Esa protección se consigue aislando el metal mediante imprimaciones de epoxy. Cada fabricante elabora sus productos en función del protocolo a seguir en la aplicación de los mismos.

   No obstante el proceso, general y a grandes rasgos, es el siguiente:

   Decapación de la orza en su totalidad: existen diferentes sistemas: proceso con bicarbonato sódico (véase decapación de fondos), cepillado de la orza (foto), Pistola de impacto, procesos químicos, etc.

   Limpieza: una vez realizado el decapado hay que limpiar muy bien las partículas de óxido existentes en la superficie antes de proceder a aislar la orza. Este proceso se realiza mediante cepillos y productos de limpieza especiales. Es recomendable que, entre el proceso de limpieza y el de protección, pase el menor tiempo posible evitando así principios de oxidación.

   Protección: La protección realizada o el aislante en sí, se consigue mediante epoxy. Es aqui donde cada fabricante establece la metodología de realización. No obstante el proceso se realiza dando primero una capa de imprimación de epoxy fina para que penetre en los poros de la superficie, masillar las faltas de la misma con masilla de epoxy, dejando una superficie lisa y, posteriormente, se protege con imprimación de epoxy de alta densidad; normalmente se suelen dar de 6 a 8 capas, estableciendo un secado entre ellas sin pérdida de mordiente (véase fondos nuevos). Una vez imprimado  se procede con el anifouling.